Todos queremos transformar algún aspecto de nuestras vidas. Atravesamos circunstancias y experiencias difíciles que queremos superar lo antes posible, puesto que a ninguno nos agrada el sufrimiento que acompaña estos problemas y obstáculos a los que tenemos que hacer frente en nuestras vidas. Problemas de salud, de dinero, conflictos en nuestras relaciones, sea cual sea la experiencia que nos este tocando vivir es nuestra la responsabilidad de transformar la experiencia y de construir una realidad diferente, positiva, una realidad de felicidad y de abundancia.

 

Y la pregunta del millón, ¿Cómo transformamos nuestras vidas?, ¿Cómo eliminamos las situaciones negativas y difíciles?, ¿Cómo creamos una realidad de felicidad y abundancia?

 

Siento daros la mala noticia, no hay una píldora mágica para transformar vidas. Y ese es el mayor obstáculo, nuestra pasividad. Estamos en una orilla del lago, la orilla de las carencias que hayamos creado en nuestras vidas, de los problemas que hemos atraído y pretendemos llegar a la otra orilla, la orilla de la abundancia, de la felicidad sin mojarnos, sin tirarnos al agua y nadar hacia la realidad que queremos.

 

Acumulamos conocimiento, leemos libros de motivación, asistimos a clases y seminarios, escuchamos afirmaciones y meditaciones, esperando que esto va a transformar nuestras vidas. En verdad todos estos conocimientos son herramientas maravillosas que nos enseñan y ayudan pero que de no ser que pongamos en práctica de nada nos van a servir.

 

Nos compramos las aletas, las gafas de bucear, trajes de baño, y seguimos sentados en la orilla esperando, pasivos, quejándonos de nuestras circunstancias, de nuestros problemas. Esperando que el próximo libro que nos vamos a comprar, el próximo seminario, nos llevara hasta la otra orilla, hasta la realidad que nosotros queremos sin tener que pisar el agua.

 

¿A que estas esperando? Estas sentado en un granero de conocimiento y sigues con hambre. Ponte en marcha, comienza a nadar, con las herramientas que tengas hoy, con los conocimientos que tengas hoy.

 

Ya se que puede ser abrumador mirar esa montana de conocimiento, tanto que nos quedamos mirando sin saber por donde empezar. Pensar positivo, sanar tus heridas del pasado, trazar tus intenciones, meditar, actitud positiva, vivir el presente, el poder de la fe, el uso consciente de tu energía, la perseverancia, la confianza en ti mismo, muchos conocimientos y herramientas fantásticas que hemos aprendido para transformar y mejorar nuestras vidas. Sin embargo ¿Cuántos de estos conocimientos has puesto en práctica?

 

La buena noticia es que no tienes que comerte el granero entero en un día. Basta con que tomes un solo grano, uno solo y lo digieras. Basta con que comiences a aplicar un solo grano de conocimiento a tu vida. Comienza hoy a experimentar un solo grano de esa montana de conocimientos que ya tienes y entonces comenzaras a experimentar grandes cambios en tu vida. Habrás comenzado a nadar hacia la otra orilla y con cada brazada llegara el siguiente grano para alimentarte en tu travesía.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *